jueves, 18 de diciembre de 2014

4 MESES DE VACACIONES

​Sin previo aviso concluyeron las sesiones del Concejo Deliberante de La Plata, que cada vez tiene menos actividad legislativa. Por disposición de Pablo Bruera, los ediles recién volverán a bajar al recinto en abril del 2015, en pleno año electoral. Advierten que la disposición busca "paralizar" la actividad legislativa de varios ediles que serán candidatos a intendente.
Al finalizar la Sesión Ordinaria N° 31, y al ser consultado por la prensa, el presidente del Cuerpo, Pedro Borgini, señaló que se “evaluaría” si habría otra sesión más, teniéndose en cuenta los expedientes que hayan sido presentados.
Ante la falta de convocatoria para esta semana, se deduce que no hubo suficientes proyectos que ameriten la presencia de los ediles, pese a que se había pedido la extensión de sesiones hasta el 31 de diciembre.
Cabe destacar que los feriados del 9 de julio y del 19 de noviembre, que coincidieron con el día de sesión (miércoles) no fueron cambiados para otra instancia. Esto, sin tener en cuenta las tres semanas de receso invernal que comenzaron el 21 de julio hasta el 13 de agosto, fecha en la que se reinició la actividad.
Mención aparte se merece el escándalo por las denuncias de “corrupción” vinculados con el Pro.Cre.Ar, que recibieron funcionarios de la gestión de Bruera, que siguen investigados por la Justicia. Este tema no pudo ser debatido por los ediles, debido a que cada vez que se pidieron informes al respecto, los expedientes fueron girados a Comisión bajo artículo 14, sin que se dé la posibilidad de exponerlo públicamente.
Con todos estos datos, a todas luces el oficialismo quiere evitar el funcionamiento normal de las instituciones, más teniendo en cuenta que el próximo será un año electoral y hay varios concejales que son candidatos a intendente de la oposición, como es el caso de José Arteaga, Javier Pacharotti y Oscar Vaudagna por el Frente Renovador; y Florencia Saintout por el Frente para la Victoria.
Por si fuera poco, en la segunda sesión de este año, el 16 de abril, en pleno debate, el concejal kirchnerista, Sebastián Tangorra trajo al recinto un planteo realizado por el oficialismo en Labor Parlamentaria, sobre la posibilidad de que se sesione cada 15 días, en lugar de una vez por semana como se hace habitualmente.
En ese marco, Tangorra había denunciado un supuesto pacto entre el massismo y el bruerismo, para "invisibilizar" el poder legislativo local. "Es muy grave que el oficialismo mantenga clausurado un tercio del año el recinto", expresó el edil, en su momento, por el tardío comienzo de sesiones de presente año.
"Esto no pasaba ni cuando el oficialismo tenía mayoría. Pero además, no tienen respeto por la idea o la iniciativa de otros bloques y toman las iniciativas ajenas y luego las presentan como propias y ahora quieren sesionar cada quince días", denunció el concejal en la sesión del 16 de abril último.
De esta forma se cerró, sin pena ni gloria, el año legislativo en el Concejo Local, con muy poco trabajo desarrollado por algunos ediles, escaso debate y muchos homenajes, sin tener en cuenta las necesidades de los vecinos y sin dar resolución a temas trascendentales para la ciudad.

No hay comentarios: