viernes, 12 de diciembre de 2014

hablo el presi

El presidente de Estudiantes de La Plata, Juan Sebastián Verón, presentó hoy, dos meses y dos días después de su asunción, un crudo informe de la situación económica-financiera en que se encuentra el club, que arroja un déficit de 266 millones de pesos de pasivo al pasado 30 de septiembre, con un monto de 86 millones a pagar al 30 de junio del 2015.
Verón pidió disculpas por el silencio de este tiempo, pero remarcó que "queríamos informar bien, no cometer errores y saber dónde estábamos parados. Esto es lo que encontramos, no se inventó nada, no queremos hacer quedar mal a nadie, pero es la realidad y conspira con la planificación que teníamos".
"Queremos un club prolijo, ordenado y hoy no lo tenemos. Debemos parar esta inercia y poder gestionar como queremos y pensamos, pero nos llevará más tiempo de lo previsto. Somos optimistas y lo vamos a revertir", afirmó.
El presidente del ´Pincha´ amplió su análisis y aseguró que "nuestra meta es que la próxima gestión no se si tendrá un club saneado, pero si una institución más ordenada y con una base más sólida. No me gusta verlo así, pero trabajamos y pensamos cada día para tener un club mejor".
Al ser consultado si esta situación conspira contra lo futbolístico, Verón señaló que "si bien el fútbol es otra cosa, es parte de un todo. El sponsoreo, que es importante, no nos dará la solución, pero hay que racionalizar y estamos obligados a vender. Pero obviamente que hay que tener un equilibrio y no nos podemos deshacer de todo".
La "Brujita" también opinó que "estoy triste, no se si decepcionado, porque yo se lo dije a Quique (Lombardi), que hizo una mala administración, una mala gestión y llevó al club a esto. No podemos mal vender, tenemos que defender nuestro patrimonio y poner de pie a Estudiantes, porque hoy no estamos funcionando o se lo hace como se puede y no como se quiere, y eso me pone mal".
Uno de los responsables de finanzas de la institución, Sergio Buscemi, manifestó que "se nos había informado en la asamblea pasada que la deuda era de 261 millones de pesos y que con las ventas se bajaba a 160, y no fue así para nada. Al 30 de septiembre el pasivo del club es de 276 millones de pesos de pasivo y con un gasto financiero mensual de 4 millones de pesos, que es imposible manejar. Buscamos no seguir con este endeudamiento".
Por su parte, el secretario de finanzas, Martín Di Bella, puntualizó que "de este pasivo, 86 millones son a pagar al 30 de junio próximo, se renovó el endeudamiento y no se dejó casi nada para cobrar. Se anticiparon cobros de documentos de la venta de Duvan Zapata y por no respetar los plazos de cobro, el club perdió 8 millones de pesos".
Di Bella también remarcó que "los derechos de formación y de solidaridad que corresponden por las transferencias de Marcos Rojo, Federico Fernández, José Basanta y José Sosa ya están cobrados y gastados en un 80 por ciento, y además quedan sólo por percibir 140 mil dólares por Jonatan Silva".
En otro momento de la extensa conferencia de prensa, se tocó el tema de la construcción del estadio Pincha y ahí el que llevó la voz cantante es el secretario de obras, Juan José Calderón, quién subrayó que "técnicamente el estadio está en un 55 por ciento y el saldo que resta se calculó en distintas formas y faltarían entre 90 y 100 millones de pesos, y el plazo de obras con los recursos en la mano podría ser de un año".
Calderón agregó que "hay unos 15 millones de pesos pautados a pagar con temas del estadio para el primer semestre del año próximo, pero hay que buscar dinero para afrontarla, porque plata hoy no hay".
"En los últimos días de gestión se libraron cheques para cancelar el 95 por ciento de deudas contraídas, pero a pagar a futuro. Faltaban planos y lo dijimos en su momento, se carecía de información, y es impensado e improbable seguir sin una ingeniería de obra".
Además agregó que "hay que realizar un montón de obras complementarias y tal vez nos aconsejaron levantar parte de lo hecho, porque está mal realizado y todo se pagará prácticamente dos veces".
También remarcó otro de los directivos, Marcelo De Luca, que "gran parte de lo construido tendrá que ser pagado por esta gestión. Nunca nos opusimos al uso de recursos extraordinarios, pero si a que se informe y no se haga en forma indiscriminada".


No hay comentarios: