jueves, 11 de diciembre de 2014

hormigotas en la city

En los últimos días, vecinos de diferentes sectores del casco histórico local manifestaron su sorpresa y su preocupación por lo que describieron como una "invasión" de hormigas "carpinteras", insectos que se alojan en marcos y aberturas de madera, carcomiéndolos, y una vez instalados hacen de su erradicación un desafío casi insuperable.
"Cuando llueve se ponen particularmente inquietas" apunta María Cecilia Melo, entomóloga e investigadora del CONICET: "es entonces cuando los machos alados y los reproductores salen de las aberturas, techos de madera, basamentos de casas y machimbrados en los que viven para buscarles alternativas a sus nidos, ante la posibilidad de tormentas o inundaciones que los pongan en riesgo".
"El verano es la etapa reproductiva, cuando se dan las condiciones ideales de calor y humedad" precisa la profesional: "al generarse superpoblación en algunas colonias, éstas tienden a dividirse para fundar nuevas". "Las carpinteras van buscando todo el tiempo resquicios por donde salir, por lo que lo mejor es hacer prevención tapando todas las aberturas, rendijas y grietas por las que se las haya visto transitar con la aplicación de siliconados o enduidos" aconsejó Melo.
Negras y con el abdomen cubierto por pelos que le dan un tinte amarillento, de movimientos rápidos y zigzagueantes, pueden llegar a medir un centímetro de longitud; omnívoras, gustan de las sustancias dulces, cítricos y carnes.

No hay comentarios: