domingo, 14 de diciembre de 2014

mas acto que festejo

Lo ubicó a su derecha, en la primera fila en el palco principal, pero no lo mencionó cuando cuestionó a parte de la Justicia. La presidenta Cristina Kirchner aseguró que el Poder Judicial hay "secuaces" y que existe una "persecución", pero no se refirió al vicepresidente Amado Boudou, enviado recientemente a juicio oral por la causa del auto con papeles truchos.
La Presidenta eligió, en cambio, hablar sobre el ministro de Justicia, Julio Alak, citado a declarar por una causa por supuestas irregularidades durante su pasada intervención en Aerolíneas Argentinas.
"Ahora a los sicarios mediáticos se le unen algunos secuaces judiciales", expresó la mandataria en su discurso por cadena nacional, que se hizo en el Salón de las Mujeres Argentinas al suspender su participación en la Plaza de Mayo por la lluvia, en el marco de los festejos de la militancia oficialista por los 31 años del retorno a la democracia y por el Día Internacional de los Derechos Humanos.
Vestida de blanco, Cristina estuvo acompañada por todos los miembros de su gabinete, por el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, legisladores y dirigentes oficialista. También se lo vio al juez saliente de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni.
Fue un discurso cargado de frases políticas, que duró cerca de 45 minutos, pero también tuvo momentos donde ironizó sobre los sus adversarios políticos -los desafió a "presentar proyectos"- y hasta despertó risas cuando, al defender su gestión económica, llamó al jefe del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof, a su lado. "Vení chiquito", le dedicó.
La mención al tema judicial fue al promediar su intervención. "Leí en un diario que decían que yo iba a criticar a la justicia hoy. Voy a corregir. A la Justicia no se la puede criticar, es un valor. En todo caso hay que referirse al Poder Judicial, pero no a todo", expresó.
Allí mencionó a Alak, y dijo: "Nunca un fiscal o juez procesó o llamó a uno de los vaciadores de Aerolíneas. Fue la Justicia española la que los juzgó y condenó.
Esta persecución también es para miembros dentro del propio poder", señaló, y agregó: "Hay una jueza argentina que «por amor», según tituló Clarín, salió de fiadora del narcotraficante que era su pareja. Esta es la jueza que acusa a dos fiscales. No es cierto que el poder judicial sea tan corporativo, sólo defiende a determinadas personas".
Al instante ligó su embestida contra parte del Poder Judicial con la batalla por la deuda con los holdouts. Habló de "buitres desplumados" y defendió la reciente emisión de deuda, el pago anticipado del Boden 15 y su canje por el Bonar 24.
"Vengan a cobrar los 6.700 millones de dólares ahora. Tenemos los dólares para darles -aseveró-. Si no quieren dólares pueden recibir otro título argentino, el Bonar 24". Ayer se informó oficialmente que el Gobierno obtuvo sólo US$ 286 millones por la ampliación del Bonar 2024; en cuanto al canje, diferirá por 9 años apenas 5,6% del pago de US$ 6700 millones que afrontará dentro de 10 meses.
En contrapartida, obtuvo lo que bien puede valorarse un logro: sólo 2% de los que tenían la opción de pasar a cobrar el bono por adelantado pidieron hacerlo. A ellos deberá girarles el 22 de este mes US$ 185 millones, reconociéndoles US$ 97 por cada lámina de US$ 100 que entreguen.
"Le decimos a nuestros acreedores que vengan, porque tenemos cómo pagarles, y saben que estamos dejando una Argentina desendeudada y con estructura energética y demás. Ellos saben que somos competitivos", desafió Cristina.
En la previa a la carrera electoral, la Presidenta le apuntó a la oposición. "Me gustaría que nos explicaran tantos proyectos, porque hay tantos como si el país fuera un shopping. Pero a lo largo de estos años ha habido dos proyectos de país. Y ojo, no es sectarismo, no es discurso único. Es saber un poco de Historia, nada más", dijo, antes de diferenciar los gobiernos que "nacionalizaron la deuda privada" y su administración.
"Queremos que nos expliquen. Nosotros tenemos acá nuestro proyecto. Queremos que nos expliquen cuál es su proyecto. El país no es una foto ni un color. El país o la patria son algo más que una foto, un color o una campaña", aseveró.
La transmisión oficial comenzó a las 20, con la Presidenta en el Salón de las Mujeres Argentinas. Allí, Cristina Kirchner se mostró junto a Guido Ignacio Montoya Carlotto, el nieto recuperado de Estela Carlotto, quien tocó con su piano la canción "Los dinosaurios", que cantó Palo Pandolfo. El acto empezó con la Orquesta Argentina de Charango interpretando el himno nacional. Luego, Cristina le entregó el premio Azucena Villaflor a la luchadora social Alicia Oliveira, que fue recibido por sus familiares.
Tras su discurso en cadena nacional, Cristina salió finalmente al escenario montado en la Plaza de Mayo, ya pasada la lluvia. Saludó a los miles de militantes que ocuparon las inmediaciones de la Casa Rosada y repitió algunos pasajes de su discurso dentro de Balcarce 50. "Nos quieren correr con un buitres desplumados con ríos de calumnia", afirmó, antes de que estallen en el aire fuegos artificiales en el cielo y miles de papelitos celestes y blancos coronen el acto kirchnerista..




No hay comentarios: