lunes, 4 de mayo de 2015

desalojo

Más de 750 familias, que se radicaron hace dos semanas
en el lote de calle 520 entre 213 y 217 de Abasto, repudiar el accionar judicial que ordena el inminente desalojo del lugar, y denunciaron que “una mafia que hace negociados inmobiliarios pretende usurparse de estos terrenos”.
En un comunicado, las familias repudiaron el accionar judicial, que a través de la intervención que tomaron sectores inmobiliarios, falló contra la toma del terreno por parte de trabajadores de la zona que buscan un lugar donde poder construir su vivienda.
“Somos más de 750 familias, la mayoría hijos de la zona que hemos constituido una familia y no queremos vivir amontonados, y ante la falta de respuesta del Estado de resolver nuestro legítimo derecho constitucional a una vivienda digna, nos vimos obligados a encontrar una solución por nuestras propias manos”, explicaron los vecinos de Abasto.
En ese sentido, señalaron que “recuperamos tierras abandonadas y ociosas para darle una finalidad social. Estas tierras eran de una empresa en quiebra, TEXLEN, cuyos principales acreedores es el Estado y sus dueños han muerto”.


No hay comentarios: