jueves, 11 de junio de 2015

cadena de la mentira 23

La presidente Cristina Kirchner ayer habló nuevamente por cadena nacional desde el Museo de Malvinas, ubicado en el Museo de la Memoria (ex Esma), y volvió a reiterar las falacias del relato oficial.
Concretamente, se refirió al pago a los tenedores de bonos de deuda y lanzó datos que poco tienen que ver con la realidad. "Se cumplió lo que habíamos anunciado, hoy son 20.000 millones de dólares lo que hay que pagar a los acreedores",
sostuvo en referencia al fallo del juez de Nueva York, Thomas Griesa, que reconoció derechos a los tenedores de bonos denominados "me too" (yo también).
Agregó: "Estamos dispuestos a pagar al ciento por ciento de nuestros acreedores en condiciones equitativas para todos. Hoy tendríamos que pagar o emitir bonos. Si emitiéramos bonos por esa cifra que nos han condenado estaríamos pagándole al siete por ciento de nuestros acreedores casi la mitad de lo que pagamos al 93 por ciento de los que entraron al canje", expresó la Presidenta.
La realidad es que el manejo que hizo el gobierno K de la deuda externa es escandaloso. Desperdició una oportunidad histórica ya que, cuando están comprobados los fraudes y estafas que se cometieron con la deuda desde 1976 en adelante, el kirchnerismo ni siquiera instrumentó una auditoría para determinar si lo que se está pagando -a costa del sudor, la sangre y las lágrimas de los argentinos- es lo que corresponde. De esta manera, el gobierno K se convirtió en la gestión gubernamental, en la historia del país, que mayor cantidad de recursos económicos destinó al pago de vencimientos de deuda externa. Y los resultados son nefastos: la Argentina sigue completamente aislada del mundo. Y para colmo el stock de deuda externa no paró de crecer, producto de los negociados infames que hizo el gobierno K con los bancos y la denominada patria financiera.


No hay comentarios: