jueves, 18 de junio de 2015

re-re dudosa don Gakr

La incertidumbre invadió al bruerismo más puro, ante el creciente rumor de que Pablo Bruera no sería nuevamente candidato a intendente. Las encuestas más favorables le dan 21 puntos de intención de voto, por lo que analiza acordar con el kirchnerismo y ser candidato a diputado nacional a cambio de “entregar” el Municipio. El Diario El Día ya optó por Panella.
Las conjeturas están a la orden del día, y cuando aún restan tres días para el cierre de listas, en el Frente para la Victoria todavía queda mucho hilo en el carretel de los acuerdos y negociaciones.
A la definición política de competir en las Primarias con una lista propia, que tomó Florencia Saintout, le siguieron el ex referente del MUP, Esteban Concia y el ignoto Juan Pablo Poloni, quien se referencia con Mario Ishii y se inscribió con sello propio esta tarde.
Pero el dato más sobresaliente de la jornada lo dio el intendente Pablo Bruera, quien presionado por el “verdugo” de Diagonal 80, Raúl Kraiselburd, y con encuestas que no le favorecen, comenzó a analizar la posibilidad de no ir por un nuevo mandato, a cambio de integrar las listas de diputados nacionales del Frente para la Victoria.
Si bien esta mañana todo era algarabía en el Ejecutivo Municipal producto de la definición de orden nacional de que Daniel Scioli sea el único candidato del FpV, el alcalde platense viajó a Capital Federal para presentar diferentes alternativas de cara a las Primarias Abiertas.
De acuerdo a lo confirmado por fuentes cercanas al mandatario platense, la presión que viene ejerciendo el dueño del diario El Día para que decline su candidatura, sumado a la baja intención de voto que al día de hoy mantiene en todas las encuestas (con números que van de 19% al 21%), lo llevarían a negociar una salida “por la puerta grande”.
Con esta hipótesis, creció con fuerza la posibilidad de que el kirchnerismo/peronismo se termine unificando en la ciudad, presentando una lista de unidad en las PASO, la cual sería encabezada por la concejal kirchnerista, Florencio Saintout o la diputada provincial, Valeria Amendolara.
Si bien esta teoría que hoy en día comenzó a circular con mayor fortaleza en los pasillos del municipio, parecen para muchos una verdadera locura, lo cierto es que los ocho años de gestión le implicaron a Bruera un desgaste inusitado, no sólo por la trágica inundación que atravesó al medio su segundo mandato, sino por la dura interna que hoy hay en el Ejecutivo, donde las disputas de poder de los tres hermanos (Pablo, Gabriel y Mariano Bruera) parecen no tener límites.


No hay comentarios: