lunes, 8 de junio de 2015

venta ilegal: ¿avalada por el Garka?

La instalación de ferias ilegales todos los fines de semana en una docena de espacios públicos, sumado a la radicación de vendedores ambulantes en el microcentro, a pesar de que la actividad está prohibida, colmaron la paciencia de los comerciantes quienes denunciaron que “nos asfixian con impuestos, mientras Buera ampara y promueve la venta ilegal callejera”.
Las autoridades de la Federación Empresaria de La Plata (FELP) que ampara a centenares de comerciantes y empresas minoristas de la ciudad, denunciaron que el intendente Pablo Bruera ampara y promueve la venta ilegal, no sólo autorizando a los vendedores ambulantes a radicarse los días de semana en el microcentro, sino impulsando supuestas ferias artesanales todos los fines de semana, con el sólo objetivo de recaudar el canon que les paga la actividad.
“En estos ocho años no sólo se incrementó la venta ilegal en la calle, donde por ejemplo en los centros comerciantes de calle 8 y 12 hay vendedores en todas las esquinas; sino que a su vez, ha permitido el avance de ferias que venden toda clase de productos bajo el mentiroso argumento de que son artesanales”, denunciaron comerciantes de la ciudad que hace poco se reunieron con el Intendente
En ese marco, través de un comunicado, la FELP informó -luego de la reunión- que el Jefe Comunal se comprometió a “combatir” el “antiguo problema de la venta ilegal callejera”, y según explicó su presidente, Alejandro Franji, “le planteamos la erradicación total de la venta ilegal. Por primera vez parece que el tema se ha tomado en serio”.
Aseguró que “la única feria habilitada por ordenanza es Plaza Italia, pero como artesanal. Y tampoco se está cumpliendo”, ya que en el lugar se venden toda clase de productos, desde CD´s ilegales, indumentaria, bijouterie, cosméticos y hasta insumos para mascotas.
Al respecto, los comerciantes informaron que dejaron asentada una denuncia penal en la UFI 4, al considerar que la omisión de parte del municipio está causando una grave pérdida económica de los comerciantes que pagan impuestos, tienen empleados en blanco y tienen que cumplir todos los meses con obligaciones tributarias “asfixiantes”, según aseguraron.
Entre los argumentos, se esgrimió que la medida fue adoptada “ante la presencia de vendedores callejeros aparentemente espontáneos, ferias irregulares, presunciones graves como falsificación de marcas, hasta contrabando, un volumen comercial muy importante que además de no tributar, exhibe mercaderías cuya procedencia es dudosa, modos de distribución y acopio sin facturación, como si está obligada cualquier actividad registrada”.
En esa línea, se cuestionó que Bruera haya montado un centro comercial de venta ilegal donde funcionaba el boliche “Macondo” en calle 45 entre 8 y 9, ya que en lugar no hay trabajo registrado, ni se tributan impuestos por las ventas, lo cual claramente es un beneficio impositivo que ningún otro comercio tiene en la ciudad.
Ante este grave panorama y luego de que la Justicia comenzara a investigar la presentación, desde el Ejecutivo municipal se informó que se encuentran trabajando de manera coordinada representantes de la Federación con la Policía Local, Control Urbano, la APR (Agencia de Recaudación Platense), su par provincial ARBA, Justicia de faltas de la comuna, Dirección de Migraciones y Aduana, a fin de regular esta actividad que ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años.
Vale aclarar que estas acciones desarrolladas desde la FELP son ejecutadas de manera conjunta con sus referentes en los niveles provincial y nacional FEBA y CAME respectivamente.


No hay comentarios: