viernes, 24 de julio de 2015

otro plan corrupto de los K

Los kits maternales del Plan Qunita, anunciado por presidenta Cristina Kirchner la semana pasada, serán fabricados por una inmobiliaria. Se trata de Fasano SRL, una empresa que se constituyó con el objeto de la compra y venta de inmuebles, que este año declaró un capital de 30 mil pesos ante la Oficina Nacional de Contrataciones (ONC), poco antes de cerrar un negocio de casi un billón de pesos con el Estado.
La licitación para construir 115.000 kits maternales a cambio de 902.750.000 pesos se celebró en los primeros meses del año. Ante la Oficina Nacional de Contrataciones (ONC), la empresa declaró que se dedica a la indumentaria textil, la confección, el bazar y la carpintería, entre otras actividades que pueden relacionarse, de alguna forma, con la confección de cunas.
Sin embargo, esos rubros distan de la razón social que declaró la empresa cuando fue creada en 2011, y que aún consta en sus registros: "compra y venta de bienes inmuebles y materiales de construcción, y los alquileres". Al momento de recibir el billón de pesos por el plan estatal, la sociedad declaraba un capital de 30.000 pesos, según consta en el Boletín Oficial.
Los tres dueños fundadores de Fasano son los empresarios Gustavo Cilia, Oscar Micheli y Jorge Artazcoz, que manejan juntos varias sociedades anónimas, algunas de ellas dueñas de capitales millonarios, como Tenabril, Know How y Club de Campo Dolores, dedicadas a asuntos como, por ejemplo, a la publicidad.
Poco antes de que se conociera el resultado de la licitación que otorgaría el contrato a Fasano, uno de los socios -Micheli- le vendió el total de sus acciones a la empresaria Dora Ruocco, una ex contadora del Teatro Lola Membrives.
La licitación del Plan Qunita fue denunciada por la legisladora porteña Graciela Ocaña a partir de una nota del sitio Eliminando Variables, que advirtió sobre la llamativa licitación en un artículo publicado en junio.



No hay comentarios: