viernes, 17 de julio de 2015

truchada judicial K

Una truchada sirvió para ratificar a un juez trucho. Así puede calificarse la decisión adoptada por la Sala I de la Cámara Federal de La Plata que ayer declaró la constitucionalidad de la polémica Ley de subrogancias número 27.145, y ratificó a Laureano Durán como titular interino del Juzgado Federal N° 1 de nuestra ciudad, que entre otras competencias tiene la electoral en la provincia de Buenos Aires.
El fallo fue firmado por Julio Víctor Reboredo, Roberto Agustín Lemos Arias y Carlos Román Compaired, que integran la Sala I de la Cámara. Ahora bien, altas fuentes judiciales confiaron  que los jueces se tendrían que haber excusado de intervenir al tener una estrecha relación con Durán. Por un lado, Compareid y Reboredo fueron compañeros del padre del juez trucho: Alberto Durán fue camarista de esa sala hasta su fallecimiento, ocurrido en el año 2009, en un accidente de tránsito. Eso no es todo: Laureano también trabajó como empleado en esa misma Sala que, a su vez, fue la encargada de haberlo designado magistrado pese a que no cumplía con ningún requisito legal, académico y ético para asumir esa función. De hecho, en su corta gestión como juez subrogante, Durán se dedicó a cumplir con las órdenes emanadas desde la Casa Rosada, designando militantes rentados de La Cámpora en la secretaria electoral y ordenando allanamientos contra críticos y opositores al gobierno K.
El fallo será apelado por Marcelo Uriarte y Martín Villena, los titulares de la UCR de La Plata y Magdalena, que había presentado la impugnación contra Durán. Tal como viene informando Hoy, será la Corte Suprema de Justicia la encargada de definir si el juez electoral de la Provincia será un magistrado trucho, como es Durán, que no cumple ningún requisito legal y ético para ocupar ese cargo.
La nueva ley le permite al Consejo de la Magistratura de la Nación nombrar conjueces subrogantes de una lista de abogados y secretarios judiciales para ocupar juzgados vacantes.
Es tan escandaloso este fallo que se contrapone a lo resuelto, esta misma semana, por Sala II de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, integrada por Martín Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Farah. Los magistrados –son los mismos que confirmaron el procesamiento de Amado Boudou, en la causa Ciccone- declararon inconstitucional los artículos de la ley de subrogancias.
"Se ha demostrado cómo el sistema previsto por ley 27.145 otorga al Consejo de la Magistratura facultades discrecionales que confrontan directamente con los principios constitucionales de juez natural, imparcialidad e independencia judicial, conforme el alcance que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha asignado a aquellos", advirtió en su punto clave el fallo firmado por Irurzun, Cattani y Farah. Insólitamente, a sólo 60 kilómetros de distancia, otros tres camaristas federales dictaminaron todo lo contrario.



No hay comentarios: