viernes, 4 de septiembre de 2015

copa argentina: que pase el que sigue

Mientras Mariano Andújar tramita en Italia la salida de Nápoli con la intención de regresar a Estudiantes, Hilario Navarro saca pecho y demuestra que el arco del Pincha no está desprotegido.
El guardameta correntino se vistió de héroe anoche en Lanús y, con tres atajadas en la tanda de penales, le permitió al equipo albirrojo seguir con vida en la Copa Argentina.
Primero concretó una salvada magnífica con su mano izquierda ante un remate potente del Droopy Gómez. Luego, detuvo en dos tiempos el disparo de Nicolás Cabrera. La frutilla del postre fue la tapada con los pies ante Martín Pérez Guedes con el cuerpo inclinado hacia su izquierda. Tremendo.
Con su tarea, más los aciertos de Jonathan Schunke, Ezequiel Cerutti y Diego Mendoza, el León se aseguró el boleto a los cuartos de final de una copa nacional ya mirada con mucha seriedad por todos sus participantes.
El próximo rival de Estudiantes será Rosario Central. El duelo se llevará a cabo en septiembre, pero todavía no está definida la fecha ni el escenario del encuentro. El vencedor de este cruce chocará en las semifinales con San Lorenzo o Racing.
Antes de los penales hubo un partido intenso que tuvo dos caras. En los 45 minutos iniciales, el trámite dejó ver paridad. El equipo de Gabriel Milito dominó en los primeros 20 minutos y generó peligro con un cabezazo de Domínguez y un bombazo de Gil Romero. Sin embargo, el Cervecero fue el que encontró el gol a los 27’: Braña se la quitó (con foul) a la Gata y tocó para Canelo, quien sacó un fantástico zurdazo desde unos 25 metros. A partir de allí, los de Sava ganaron confianza y lastimaron mucho por el sector izquierdo de la defensa albirroja.
En el complemento, Estudiantes mostró mayor audacia, demostrando tener gran resto físico, a diferencia de la era Pellegrino.
Milito acertó con los ingresos de Acosta y Barbona, quienes les dieron mayor dinamismo a la ofensiva. Los laterales se proyectaron sin temores y Damonte bancó bien el mediocampo, mientras que Auzqui aportó desequilibrio por las bandas. En ese contexto, no sorprendió el empate de Auzqui, quien definió bajo y esquinado tras una gran apilada de Leo Jara.
En el cierre tuvo chances para ganarlo y también sufrió con un cabezazo de Uglessich. Sin embargo, todo se resolvió en los penales. Y allí brilló Hilario, por quien brindó el Pincha.



No hay comentarios: