sábado, 19 de septiembre de 2015

los otros basurales del Garka


Los vecinos de Villa Elvira denunciaron que la municipalidad de La Plata convirtió en un enorme basural a cielo abierto la cantera de 122 y 615, donde un incendio generó una gran contaminación en la zona. A su vez en José Hernández, repudian que avanzan los “micro basurales” en diversos puntos.
Los vecinos de la calle 122 y 615, han tenido que convivir la última semana con un denso humo, producto del incendio de gran cantidad de residuos, en una cantera que la gestión de Pablo Bruera convirtió en un enorme basural a cielo abierto.
El fuego, se inició el miércoles por la mañana, y si bien trabajaron bomberos del cuartel Villa Elvira durante varias horas, junto a una máquina retroexcavadora, que removía los residuos y arrojaba tierra sobre el fuego, los productos que se arrojan en el lugar, hicieron que el fuego y el humo continuaran durante varias horas.
Según precisó la FM Gonnet, el incendio tuvo su origen cuándo cazadores furtivos iniciaron algún fuego en la zona, y despertó las quejas de los vecinos, que tienen que convivir con una atmósfera irrespirable producto de los residuos de diversa índole que se han arrojado en el lugar.
Este reclamo se suma al que vienen sosteniendo desde José Hernández, los vecinos que viven lindero a la cantera de avenida 25 y 514, quienes desde hace más de un año reclaman al municipio por el cierre y saneamiento del basural que se montó en el lugar.
Luego de la intervención política y el compromiso de la Universidad de La Plata de realizar un programa de desarrollo sostenible de la zona, los problemas no han cesado y si bien el compromiso público del intendente Pablo Bruera se utilizó como trampolín electoral, hasta el momento nada ha cambiado.
Según denunció Jorgelina Gómez, una vecina de la zona, los “micro basurales” se han incrementado los últimos meses, poniendo en riesgo sanitario a los vecinos de la zona, ya que se han generado focos infecciosos en inmediaciones al club La Plata Fútbol Club y el Club Albatros de Rugby.
“Estamos en riesgo sanitario con los basurales a cielo abierto, el drama más grande que hoy en día le toca vivir a Hernández, y los microbasurales que crecen y se proliferan cada día en distintos sectores de la localidad” manifestó.
Expresó que si bien pudo mantener reuniones con varias autoridades municipales, el problema persiste y los peligros de que se desarrollen plagas y focos infecciosos crecen a pasos agigantados todos los días.
“Ojalá que las autoridades que ven este reclamo tomen conciencia y hagan las obras necesarias para que los vecinos no sigan teniendo esta vida. Ojalá que por lo menos lo haga por los niños” expresó muy preocupada.


No hay comentarios: