miércoles, 23 de septiembre de 2015

Tribunal de Disciplina de Estudiantes

El renovado Tribunal de Disciplina de Estudiantes comenzó a trabajar ayer en la sede del club buscando dar los primeros pasos en la investigación por el requerimiento realizado por la comisión directiva para determinar responsabilidades en el manejo de la economía del Pincha durante el período 2011-2014. En tal sentido, los socios Pedro Watzman, Raúl Caro Betelú, Pablo Caffe y Hugo Amendolara se juntaron en el primer piso del edificio de calle 53, en donde no estuvo presente Juan Carlos Curone por estar de vacaciones en el exterior.
El Tribunal tendrá 15 días de plazo para notificar
a los ex dirigentes que serán sometidos a una investigación para que puedan elaborar una legítima defensa.
Según confiaron anoche en la sede albirroja, el presidente Sebastián Verón bajó una clara línea para que los socios que integran el mencionado Tribunal vayan a fondo, hasta las últimas consecuencias, ya que hay mucha bronca y malestar por lo hallado al momento de elaborar el último balance correspondiente al ejercicio 110, del cual formó parte la comisión directiva de Enrique Lombardi.
Voceros de la dirigencia confirmaron que se amplió el abanico de la investigación y se conocieron nuevos hechos cometidos por la gestión del arquitecto que serán revisados con mucha celeridad.
Concretamente, a la no registración de casi 10 millones de pesos, la emisión indiscriminada de cheques diferidos entre el 4 y el 9 de octubre del 2014 y el elevado costo financiero por el canje de documentos con casas de cambio que están involucradas en investigaciones federales por lavado de dinero y nexos directos con el FIFA-gate, se sumó la concesión sin licitación previa a la empresa Doblachap SA, cuyo titular es un ex dirigente de la gestión de Lombardi. Se trata de César Liberatore, quien llegó a un acuerdo para realizar las bases metálicas de las butacas de la platea de calle 115 y cobrar parte del trabajo con un lote que el club recuperó en las cercanías del Country y que está tasado en 500 mil pesos.
Además, se investigará el aumento en negro a un gerente cesanteado por parte de un vicepresidente y el faltante de registración de 90 mil pesos por parte de un cobrador de apellido Lentini de la Filial Buenos Aires a finales del 2013.




No hay comentarios: