martes, 13 de octubre de 2015

verguenza

El servicio de cirugía cardiovascular del Hospital de Niños de La Plata quedó cerrado desde el viernes al mediodía y los pacientes que se encontraban internados en esa área tuvieron que ser trasladados a otros servicios, según confirmaron desde CICOP, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires.
Según se supo, al momento del cierre por falta de médicos terapistas, siete niños internados en ese servicio tuvieron que ser derivados. Tres pacientes fueron alojados en neonatología, uno fue a terapia, otro se alojó en sala 9, otro paciente fue dado de alta y uno se trasladó a la Casa Sor María Ludovica.
Si bien ninguna autoridad del hospital dio cuenta del cierre del servicio ni de las razones por las que faltan médicos terapistas, trascendió que después del médico que cubrió la guardia del último jueves, nadie se presentó para su reemplazo, factor clave para que se decidiera suspender las actividades en esa área.
Fuentes del servicio indicaron que siempre se trabajó al cien por ciento de la capacidad, pero desde abril pasado se habrían sucedido una serie de “problemas internos” que resintieron la cobertura de las guardias.
Concretamente se habla de que hay tres profesionales con carpeta médica que no fueron reemplazados; otro médico con licencia sin goce de sueldo que en la actualidad se desempeña en el Hospital del Cruce Varela y otros dos habrían renunciado en el último año para desempeñarse también en ese centro asistencial por cuestiones salariales, ya que los sueldos serían sustancialmente más altos.
Frente a esta situación, el director ejecutivo del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata, Reinaldo Reimondi, aseguró que “el tema es un problema interno, un problema entre personas que trabajan en esa área y en el que ya tomó intervención la asesoría legal de Gobierno provincial”.
Detalló que el viernes último uno de los médicos que debía quedar de guardia faltó, no se presentó en su puesto “y ante el fin de semana largo nos pareció más prudente reorganizar el servicio y distribuir a los pacientes en las otras dos terapias con las que cuenta el hospital de Niños”.


No hay comentarios: