sábado, 12 de diciembre de 2015

apliquensenla a todos y todAs

El juez federal Ariel Lijo dispuso ayer que
el ex vicepresidente Amado Boudou, procesado en la causa Ciccone, deberá pedirle autorización para salir del país cada vez que quiera hacerlo.
El magistrado tomó la decisión horas después de que Boudou dejó de ser vicepresidente y, así, perdió sus fueros de inmunidad de arresto; y notificó la decisión a la Dirección Nacional de Migraciones.
La prohibición de salida del país es una de las pautas de conducta que permite aplicar el Código Procesal Penal a las personas que son procesadas en una causa penal. El resto de los procesados en la causa Ciccone ya tenían la restricción para salir del país, pero hasta ayer Boudou no contaba con esa limitación porque, en su cargo de vicepresidente de la Nación, contaba con inmunidad.
Para colmo, Boudou está en pareja con Mónica García de la Fuente, legisladora de México, país con el que Argentina no tiene tratado de extradición.
En otras dos causas judiciales, los fiscales Carlos Rívolo y Gerardo Pollicita solicitaron que se le prohibiera a Boudou salir del país. Rívolo lo hizo ante el juez federal Norberto Oyarbide en el expediente por las presuntas dádivas en vuelos en helicóptero, en la que Boudou está citado a indagatoria para el próximo martes. Por su parte, Pollicita se lo solicitó al juez Lijo en la causa por la falsificación de DNI de Boudou, en la que también se pidió la indagatoria.

No hay comentarios: