miércoles, 16 de diciembre de 2015

pasaje dictatorial

Tras la polémica designación de Gustavo “Colo” Silva al frente de la Dirección Municipal de Cultura, este martes se conoció la alarmante novedad de que el Pasaje Dardo Rocha (7 y 50, La Plata) se encuentra custodiado por la Policía Local piso por piso.
Los agentes de seguridad recorren constantemente las instalaciones en grupos de cuatro, mientras que en la entrada a cada pasillo se puede ver a dos oficiales apostados; uno en cada lado.
Parados haciendo guardia, preguntan a los empleados quienes son, qué función cumplen y qué tarea se encuentran realizando. En paralelo, cuatro uniformados montan vigilancia en la entrada principal del multiespacio cultural, por calle 50 entre 6 y 7 frente a Plaza San Martín.
Los trabajadores, quienes aún no digieren la manera autoritaria en que el flamante titular de Cultura comenzó su gestión, especulan sobre la posibilidad de que se haya decretado estado de sitio dentro de la institución, donde funciona la Secretaría. “Será que como Silva nos trató de ladrones, puso vigilancia para que no nos robemos las columnas”, ironizaron algunos
Y sobre las declaraciones del polémico funcionario quien denunció que “hace 40 años se viene dañando” el edificio, también consideraron que el hecho de enviar a las fuerzas de seguridad, significa que “volvió la dictadura”.
Esa policía debería estar trabajando en la calle, cuidando a la gente y no controlando al personal, haciéndole el caldo gordo a este ladri”, objetaron los trabajadores.
Por otra parte, una situación similar se está viviendo en el Centro Cultural Islas Malvinas, donde el personal es controlado e indagado por los policías que también se apostaron en la entrada. Mientras tanto, en el Palacio Municipal la vigilancia es nula, a pesar de ser el epicentro político-administrativo y que la transición sigue siendo dificultosa.

No hay comentarios: