sábado, 12 de diciembre de 2015

renuncio un garante de la impunidad

Los días de José “Pepe” Sbattella al frente de la Unidad de Información Financiera (UIF), concluyeron en el día de ayer tras presentar formalmente su renuncia al cargo que ocupaba desde 2010, donde produjo un fuerte vaciamiento del organismo público y ofició como garantizador de la corrupción kirchnerista.
La actitud tomada por Sbattella, al igual que Ricardo Echegaray en la AFIP, fue con el correr de los años la de hacer la vista gorda ante todos los actos de saqueo del erario público cometidos durante la mal llamada década ganada, logrando que los delincuentes de guante blanco se pasearan libremente por las calles del país.
El ahora exfuncionario nacional, fue denunciado por la oposición de no tener la idoneidad suficiente para ocupar tamaña responsabilidad política, lo que llevó a que la Argentina pasara por una situación grave en el tema del lavado de dinero porque fue señalada por los organismos internacionales por haber tenido graves irregularidades en la investigación de este tipo de delitos.
"Advierto con asombro y preocupación que la fuerza política que asume la conducción de la Nación muestra claramente su decisión de desconocer las leyes que ha pregonado respetar y que constituyó una de las consignas de su campaña política, desvirtuando en este caso el sentido y el espíritu de la norma", sostuvo Sbattella en su carta de renuncia, culpando al reciente gobierno de Cambiemos de la caótica situación que deja en el organismo.
El sistema en la era K, con Sbattella a la cabeza, dejó un espacio abierto para el libre manejo del crimen organizado en nuestro país, abriendo las fronteras al lavado de activos provenientes del narcotráfico, convirtiendo a la Argentina en una especie de edén del ilícito.
La historia comienza a cambiar, y la renuncia de tan oscuro personaje, servirá para que la Argentina ingrese en un período de transparencia con al consiguiente recuperación de las instituciones.


No hay comentarios: