domingo, 10 de enero de 2016

fiesta, muerte y conecciones politicas

El fiscal Álvaro Garganta ordenó la detención de los cuatro imputados responsables de la fiesta clandestina desarrollada en una casa quinta de Melchor Romero, donde la joven de 26 años, Emilia Uscamayta Curí, murió ahogada en una pileta.
En ese marco, la Justicia consideró que Raúl "El Peque" Ismael García (coordinador de turismo, con estrechos vínculos dentro de la dirigencia de Cambiemos); Carlos Federico Bellone (ingeniero, dueño de la quinta); Santiago Piedrabuena (titular de un conocido boliche platense, que tuvo una sentencia a cuatro años de prisión por tenencia de arma) y Gastón Haramboure (el relacionista público que fue condenado a diez años y ocho meses de prisión por la muerte de Juan Andrés Maldonado, en 2009, frente al boliche Alcatraz de Berisso), serían autores del hecho, por lo que se caratuló como “homicidio culposo”.
La muerte de Emilia y los vínculos que estos detenidos mantienen con la dirigencia
local, provincial y nacional del macrismo son solo la punta del iceberg de un complejo entramado nocturno que nadie pareciera querer controlar.
Piedrabuena -quien apareció vinculado al intendente Julio Garro en una fotografía que el municipio tildó de “operación bruerista”- es uno de los propietarios de “737 Resto & Drinks”, ubicado en calle 46 Nro. 737 entre 9 y 10. Allí continúa desarrollándose “Krobar”, un emprendimiento que, quienes se mueven en la noche, vinculan directamente a Haramboure. Se trata de una fiesta que el empresario supo organizar primero en “Kalúh” y que luego, ante la decisión de la municipalidad de clausurar el lugar, mudó a “Circus”.
“Gastón lo iba cambiando de lugar a medida que lo iban corriendo”, aseveró un entendido.
Según pudo saber este medio, el mismo día en que se produjo la muerte de Emilia, Haramboure volvió a abrir el local “Krobar Matineé”, como si nada hubiera pasado y con la lógica complicidad de las autoridades municipales.
Por otro lado, según confesaron fuentes vinculadas a la movida nocturna ante REALPOLITIK, al tener arresto domiciliario, el relacionista público se ve impedido de figurar como propietario de cualquier emprendimiento, por lo que mantendría un estrecho grupo de testaferros y colaboradores que hacen las veces de “titulares”. En el caso de “Krobar”, Nicolás García sería el organizador elegido por Haramboure.
Los días viernes, también en el local de “737”, en segundo horario, tiene lugar “London Club”, otro de los emprendimientos que sería administrado y financiado por Haramboure que, en este caso, estaría organizado a través de Thiago Amati, el promotor de la empresa de egresados Travel Rock que confesó vía Facebook haber realizado un pago de “20 mil pesos a Control Urbano” para poder realizar la fiesta en “La Frontera”, donde Emilia murió ahogada.
El sábado 2 de enero, este grupo empresario de la noche planeaba inaugurar “Ciroc”, otro de los locales de los que Haramboure sería responsable. En este caso, su mano derecha sería Juan Fernández, quien hace allí las veces de barman.

Recordemos que a raíz de la denuncia de los medios, esta fiesta -que iba a realizarse sin ningún tipo de escrúpulos un día después de la muerte de Emilia- finalmente se canceló. Pero, con total impunidad, durante la presente semana se tomó la decisión de intentar inaugurarla nuevamente este sábado. Para evitar ser descubiertos, se cerraron todos los perfiles de Facebook vinculados a su promoción: “Los públicas la están difundiendo por las redes sociales, pero en forma privada”, aseguró una fuente.
Luego de la denuncia, el joven Federico Storchi -que durante la inauguración planea actuar como DJ- confirmó accidentalmente que el local sería propiedad de Haramboure. En un mensaje interno a la fan page de REALPOLITIK escribió: “Por favor, no pongas boludeces de ‘Ciroc’. No pertenece a Gastón. Es una fiesta privada, donde se alquiló su (sic) boliche”.
Hace apenas algunas horas, la cuenta de Facebook de “Krobar Matinée” intentó despegarse del hecho ocurrido el último viernes. Si se hace un análisis minucioso de la explicación oficial, se verá que la versión encaja a la perfección con lo detallado anteriormente.
“Ante las publicaciones mal intencionadas de algunos medios locales nos vemos obligados a aclarar que el dueño de ‘Krobar Matinée’ es el señor Nicolás García. Y aclaramos no tener ningún tipo de relación con el señor Gastón Haramboure. Además nuestra matinée es un emprendimiento privado que alquila los locales para realizar sus actividades, las cuales se vienen realizando ya hace más de un año y que fue cambiando de local para garantizar la seguridad y bienestar de todos los chicos
que concurren a nuestra matinée. Actualmente nos encontramos realizando nuestra actividad en el local 737, el cual pertenece a una sociedad”.
a fiesta realizada en la madrugada del viernes 1 de enero, bautizada como “La Frontera”, donde falleció Emilia, una joven militante de las causas de los pueblos originarios, no fue un evento aislado. Se trató, más bien, de una tercera edición.
Las otras dos versiones tuvieron un resultado relativo: “Una de las fiestas fue realmente masiva, pero a la otra no fue mucha gente y estuvo muy cercana al fracaso”, comentó un joven que entiende de la noche.
Casualmente, una de estas fiestas fue clausurada a las 5.00 de la mañana por el entonces titular de Control Urbano, Gustavo Luzardo. “Era un evento que se había hecho durante el verano, también contaba una pileta, aunque estaba vallada. Nos llamó la atención que habían puesto al DJ sobre el mismísimo trampolín, algo que en su momento nos pareció muy divertido”

No hay comentarios: