martes, 2 de febrero de 2016

asfalto fantasma

La seguridad vial, en Berisso, es un problema mayúsculo que quedó al descubierto con la
tragedia del joven de 27 años, padre de familia, que el viernes murió arrollado en la Avenida Montevideo por un auto que supuestamente era conducido por una mujer, quien luego habría intentado culpar a su hijo menor de edad por lo sucedido .
Ahora bien, a los factores de negligencia humana y a la falta de controles del tránsito vehicular, se le suma la ausencia de inversiones en infraestructura vial en la Capital de Inmigrante. Existen sospechas concretas de que, en los últimos años, durante la gestión del kirchnerista Enrique Slezack, se habría desviado millonarios fondos que se debería haber usado para asfaltar y reparar calles. Es más, en los registros oficiales existirían numerosas arterias que figuraría como asfaltadas, y que son de tierra o nunca fueron reparadas. A ellos se le suma que los principales accesos a Berisso, como es la avenida de Petróleo Argentino y la avenida 66, son verdaderas trampas mortales que se han cobrado la vida de numerosas personas en los últimos años.


No hay comentarios: