lunes, 1 de febrero de 2016

tan corrup´to como la madre

En medio del escándalo por la encarcelación de Milagro Sala, toda su familia quedó en la mira, sobre todo su hijo Sergio Choroloque Sala, imputado por amenazas contra el "Perro" Santillán.
Luego del 16 de enero, la líder de la organización Tupac Amaru se convirtió en foco de investigaciones. Entre otros datos, se supo que era la propietaria de un automóvil de alta gama, un Smart Fortwo descapotable.
Días después se supo que ese gusto por los autos de lujo no era exclusivo de ella, dado que su hijo Sergio es el propietario de un Fiat 500 (Cinquecento), un vehículo bastante costoso: actualmente cuesta entre 200 y 300 mil pesos.
Según las declaraciones del joven, lo compró apenas salió al mercado en Argentina, cuando costaba unos 120 mil pesos que pudo recaudar gracias a "changas" y trabajos varios.
"Ahorré plata trabajando, hice un montón de cosas", declaró Sergio cuando fue consultado por Radio La Red sobre cómo había podido adquirir el vehículo. Afirmó que, entre otras cosas, fue "vendedor ambulante por ocho años".
Además explicó que había ahorrado el dinero suficiente poco a poco, dado que trabaja en la radio de la agrupación que lidera su madre, entre otras varias actividades laborales que realiza. Sin embargo, Choroloque aclaró que no percibe ningún sueldo fijo de la Tupac Amaru, sino que "hace todo a pulmón".
Consultado por el Smart de su madre, aclaró que fue un regalo de cumpleaños que le dieron 15 amigos en conjunto, que "nada tienen que ver con la agrupación".


No hay comentarios: