sábado, 19 de marzo de 2016

con dengue pero sin hospital

En la Villa 20, ubicada en el barrio de Lugano, los casos de dengue se multiplican hora tras hora y los vecinos se encuentran en estado de alerta: desde que comenzó el mes ya se registraron 80 casos confirmados y otros 250 se encuentran en estudio.
Mientras tanto, los vecinos afectados no tienen un lugar dónde atenderse prontamente, ya que el Hospital de Lugano, inaugurado como tal por Mauricio Macri en 2009 y construido por su amigo personal Nicolás Caputo, terminó devenido en un simple centro de Salud de atención especializada, que atiende con turnos previos, de lunes a viernes de 8 a 18 y cierra los fines de semana, obligando a las 40 mil personas que habitan en el barrio a trasladarse más de 6 kilómetros hasta el hospital Santojianni, el más cercano de la zona, que a su vez cuenta con un exceso de demanda.
"En una población de 40 mil personas hay un montón de gente que toma los síntomas como una simple gripe y todavía no se puede tomar verdadera magnitud del impacto", advirtió en diálogo con El Destape Marcos Chinchilla, delegado del barrio y uno de los afectados por el mosquito. En este sentido,Chinchilla criticó la falta de un hospital en la zona y denunció que el Centro de Atención Primaria 18, la única salita de la zona, se encuentra completamente desbordado: "La salita no da abasto porque los médicos no sólo reciben a los que vienen con síntomas sino que también armaron cuadrillas para recorrer el barrio y revisar las casas para evitar que se generen larvas", aseguró.
Sobre la posibilidad que los casos sean derivados al hipotético Hospital de Lugano (Centro de Salud Cecilia Grierson hoy en día), Chinchilla afirmó: "No tienen las condiciones edilicias ni de equipamiento: nos vienen prometiendo una guardia hace ocho años, todavía no está y lo siguen pateando mientras en el barrio el dengue avanza".
La villa 20 es una de las tantas que cuenta con una ley sancionada hace ya diez años en pos de la urbanización, pero sin embargo, continúa en la espera. Como consecuencia de las políticas de abandono estatales de las gestiones anteriores hoy atraviesa una grave epidemia de dengue dadas las condiciones estructurales que afronta: el agua escasea, no hay cloacas ni calles asfaltadas, por lo que la mayoría de la gente se ve obligada a juntar el líquido donde sea, lo que, sumado al agua estancada que queda tras una tormenta, hace que las posibilidades que la larva se genere y contagie aumenten considerablemente.
Frente a ello, desde el Gobierno de la Ciudad enviaron una partida de 60 repelentes la semana pasada,aunque los vecinos denunciaron que no resultó suficiente para afrontar tamaña epidemia, mientras que para los días siguientes se espera el último pico de dengue del año.
En la sesión de ayer el diputado del Partido Obrero en el Frente de Izquierda Marcelo Ramal alertó sobre el avance del dengue en la Villa 20 de Lugano luego de una recorrida realizada en las zonas críticas: “Visitamos la Villa 20 y pudimos concluir que el Gobierno de la Ciudad no tiene un plan para enfrentar la epidemia de dengue. Las salitas no cuentan con los insumos ni el personal necesario para atender la emergencia.” afirmó el legislador.


No hay comentarios: