sábado, 12 de marzo de 2016

puja en el consejo delirante

En un hecho que asoma como un anticipo de lo que será el año legislativo en el Concejo Deliberante, los cortocircuitos entre Cambiemos y el bruerismo por la conmemoración del Día de la Mujer derivaron en el faltazo a la sesión de los cinco concejales que en mayor o menor medida todavía responden al ex jefe comunal Pablo Bruera, desplazado en diciembre pasado por el macrista Julio Garro.
Las mezquindades políticas entre ambos espacios permitieron que se monte un escenario de especulaciones y pases de facturas. Los primeros vetaron la postulación de dos ex empleadas municipales y realizaron el plenario distinguiendo a ocho de las diez propuestas iniciales. Los segundos aprovecharon el impacto de lo que denominaron una “censura” para presentarse como damnificados en su nuevo rol de oposición al oficialismo garrista: no bajaron al recinto y se quejaron mediante un comunicado de prensa y sucesivos tours mediáticos.
“Si se armó este lío por el día de la Mujer, imagínate lo que va a ser cuando se traten temas y proyectos de importancia mayor a un homenaje”
Por lo pronto califica en el rubro “importante” la rendición de cuentas del 2014, que tendría lugar promediando los meses de abril y mayo. Un conocedor de las tertulias y roscas locales finalmente razonó: “El bruerismo no podía ignorar que Fernando Ponce no les iba entregar un diploma a dos mujeres que su propia gestión había echado. Sería deslegitimar los despidos”.
La no inclusión de las ex empleadas Ana Suárez y Marcela López en la lista de condecoradas (la primer fue baleada por la espalda durante la represión tras los despidos masivos) empañó lo que de movida debería haber sido un trámite festivo. Al peronismo bruerista “el avasallamiento” le vino como anillo al dedo para volver a apuntar contra una gestión sobre la cual ya pesan antecedentes negativos como los despidos masivos, la renuncia de funcionarios sospechados y delegados comunales, el conflicto por las cooperativas y la represión que dio lugar a este nuevo round político.
En el macrismo minimizaron el faltazo y el cortocircuito–que ya había dado un anticipo en la reunión de labor legislativa previa a la sesión- les sirvió para ostentar el nuevo esquema de poder tras las elecciones del año pasado.
En ese marco, la configuración actual del Concejo podría tener mutaciones con el desarrollo del año parlamentario, que comenzará de forma ordinaria tras el primer discurso ante el recinto a cargo Garro, prevista para la primera semana de abril.
La versión de que el edil de Progresista Gastón Crespo pase a formar un interbloque con el Frente Renovador massista comenzó a rebotar en los pasillos del primer piso del Palacio Municipal y en algunos despachos. De forma paralela, resta saber qué rol ocupará el ultrakirchnerismo, que a través de los concejales Florencia Saintout y Guillermo Cara aprovecharon la sesión para marcar la cancha y volver a cuestionar la represión que derivó en varios heridos de bala de goma y un efectivo policial sumariado.
Por otra parte, en el orden de los posicionamientos y armados sectoriales, la fracción del justicialismo local conducida por el concejal y ex titular del Concejo Pedro Borgini y el ex jefe de Gabinete bruerista Santiago Martorelli, comenzó a mostrarse activa al ritmo de reuniones y plenarios con sede en el PJ de calle 54 –son secretario de Organización y General respectivamente-, así como en distintos barrios y sindicatos, mientras de forma paralela extienden relaciones con referentes del peronismo bonaerense.
El espacio integra también a las ediles Silvana Soria y Lorena Riesgo, además de una mesa sindical con gremios de peso específico de la región, agrupaciones territoriales, estudiantiles y referentes de la cultura.
En tanto, el mosaico anti macrista se sigue diversificando con el surgimiento de nuevos núcleos militantes. Sobre el cierre de la semana, un acto realizado en el sindicato de Trabajadores del Turf dio lugar al surgimiento de la Agrupación Peronista 17 de octubre, que se presentó como “un ámbito de reflexión y militancia desde donde repensar estrategias hacia el futuro y aportar al proceso de reconstrucción” del peronismo.
Figuran en este espacio hasta aquí nombres ignotos como Gustavo Bellingeri, Daniel Fernández y Jorge Alessandro.
En la puja por dirigir el PJ local, uno de los anotados es el diputado mandato cumplido y ex titular de AUBASA Gonzalo Atanasof, quien deberá enfrentarse con sectores de la Cámpora comandados por la edil Florencia Saintout, y quizá con el propio Pablo Bruera.


No hay comentarios: