viernes, 18 de marzo de 2016

reaparecio rodeado de garkas

Acompañado por el ex intendente Pablo Bruera y sus hermanos, el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, pidió anoche en La Plata “la unidad” de todos los dirigentes del Justicialismo y aseguró que su objetivo “no es criticar sino ayudar”.
Buscando
reaparecen a la escena pública, Scioli celebró la “demostración ejemplar de unidad y coherencia” de los dirigentes del Partido Justicialista de La Plata que participaron de un acto que se llevó a cabo en la sede partidaria de calle 54, en presencia de los hermanos Bruera, y referentes locales.
En el acto, que contó con la presencia de ex ministros bonaerenses, concejales platenses y militantes del peronismo, remarcó que “hoy queremos que se escuchen las preocupaciones de la gente, que pasó de comprar aires acondicionado a tener que apagarlos ahora por la fuerte suba de la tarifa de luz”.
En esa dirección, demandó que “se tengan en cuenta a las millones de voces de personas que hoy ven deteriorada su calidad de vida”.
No faltaron los bombos, las pancartas y los cánticos. A Scioli se lo notó más descontracturado. Vestido con pantalones de jeans y camisa blanca, enunció algunas chicanas para el gobierno de Mauricio Macri. Por ejemplo dijo que los aires acondicionados que la gente compró en los años anteriores ahora no los podrán usar por el tarifazo. “Las heladeras ahora no las pueden llenar, y a los autos casi no se le puede poner combustible”, lanzó en su alocución el exgobernador kirchnerista.
Scioli pidió que se cuide el trabajo y la producción, pero omitió señalar que en los últimos cuatro años del gobierno de Cristina Kirchner se estancó la actividad privada y lo único que hubo fueron incorporaciones al Estado, lo que produjo mayor gasto público, emisión de dinero sin respaldo e inflación.
Quizá el momento más polémico de anoche en la sede del PJ platense fue cuando Daniel Scioli se refirió a las negociaciones colectivas de trabajo. “Ante la gran devaluación hubo un deterioro del salario familiar y bastante responsabilidad han tenido nuestros compañeros de las organizaciones gremiales, los que han peleado duro en las paritarias pero lograron un alza que está por debajo de lo que han aumentado los precios”, afirmó Scioli, y recibió el aplauso de los presentes. Sin embargo, si hay algo que no se puede es defender a algunos de los sindicalistas de los estatales (UPCN y FEGEPPBA), que apoyaron a Scioli en las presidenciales y firmaron un acuerdo con el gobierno de Vidal por un irrisorio 15 por ciento en dos tramos para el primer trimestre.

No hay comentarios: