viernes, 1 de abril de 2016

Coldplay en la city

Coldplay tocó por tercera vez en Argentina y, como ya venía siendo costumbre, fue un rotundo éxito frente a 45 mil almas. Con un llamativo despliegue lleno de luces de colores, humo y una estética digna de ciencia ficción, la agrupación británica tocó durante dos horas en el marco de la presentación de su séptimo trabajo discográfico, A Head Full of Dreams.
El ambiente de psicodelia que se respiró en el Estadio Único de La Plata en la primera noche de Coldplay se debió a las innovadoras pulseras de los espectadores que cambiaban de color según la canción que Chris Martin entonaba.
"Estamos muy felices de estar acá, muy agradecidos. Esta noche es la primera de la gira mundial: elegimos Buenos Aires", dijo, en un esforzado castellano, el líder de la banda de Liverpool.
Rodeados de papelitos, haces de luz y humo de distintos colores, Coldplay desplegó un concierto de una estética marcadamente futurista, en la que las pequeñas figuras de los integrantes de la banda cobraban un aire místico entre la maraña psicodélica que se le planteó a los concurrentes.

No hay comentarios: