sábado, 9 de abril de 2016

prendio el ventilador

El platense Leonardo Fariña protagonizó ayer una hermética y extensa declaración ante el juez federal Sebastián Casanello, la que se extendió por más de 12 horas, en el marco de la causa por lavado de
dinero que tiene detenido al empresario kirchnerista Lázaro Báez.
En medio de la indagatoria, el magistrado reimplementó el secreto de sumario y ordenó allanamientos. Es que el “valijero” Fariña “prendió el ventilador” y afirmó que Báez era testaferro de Néstor Kirchner y mencionó como participantes del circuito de corrupción a Cristina Kirchner, Julio De Vido y Carlos Zannini, entre otros exfuncionarios y empresarios.
“Fariña aportó direcciones, fechas y horarios de reuniones, números de teléfonos y datos precisos de las operatorias de lavado de dinero. Es una bomba”, explicó una fuente judicial.
Fariña, detenido desde 2014 en una causa por evasión, ingresó en el despacho de Casanello en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py poco antes de las 11 de ayer y pasadas las 23 fue trasladado de nuevo a la cárcel de Ezeiza.
Según trascendió, presentó mails, papeles y hasta pasajes de vuelo para referirse a la investigación de lavado de dinero en la financiera “La Rosadita”.


No hay comentarios: