viernes, 31 de agosto de 2012

aumenta el combustible

El titular de la YPF estatal, Miguel Galuccio, presentó ayer el polémico plan financiero que contempla una inversión de 37.200 millones de dólares durante el quinquenio 2013-2017, destinados a la explotación y refinación en tierras nacionales.
El proyecto busca disimular, como si se tratara de una cortina de humo, el aumento paulatino de los combustibles -para que la propia YPF achique la brecha del 15% con los valores de sus principales competidoras- y nuevos negociados con grupos empresarios afines al Gobierno kirchnerista.
“La idea es crecer en volumen para ser más competitivos en los costos. La empresa está totalmente en línea con el Gobierno nacional”, dijo Galuccio durante la presentación en la sede empresarial del barrio porteño de Puerto Madero, buscando justificar lo que a simple vista parece injustificable.
Sobre estas próximas subas, el especialista en energía Félix Herrero aseguró a Hoy que la situación “se veía venir” y que “en esta política que trata de establecer los costos y las utilidades, el conflicto entre YPF -que quiere más ingresos para sí- y el Ministerio de Economía -que quiere regular la inversión keynesianamente-, si suben los precios de los combustibles de YPF, lo termina ganando Galuccio”.
“En este momento hay sectores que se quieren asociar a -las compañías- Pdvsa o Sinopec, más por el lado del Ministerio de Economía, y sectores que se quieren asociar con los grupos multinacionales, ingleses, estadounidenses, que es el grupo del presidente de YPF, Miguel Galuccio. Entonces da la sensación de que han planteado el conflicto ya no fuera del Estado, sino que dentro del Estado concedente y de las acciones de la empresa del Estado concedente. Esto es un atraso muy grande”, agregó el vicepresidente del Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora (Moreno).

No hay comentarios: