jueves, 18 de abril de 2013

hanta en la city

Con el correr de los días, el paso del temporal comienza a intensificar sus consecuencias y con ello crece la preocupación de los vecinos por los males que aún los aquejan. La ciudad debe enfrentar ahora uno de los mayores riesgos sanitarios: el hantavirus. El Municipio de Berisso acaba de confirmar que un hombre de 36 años se halla infectado por el virus, y aunque se dijo que la situación está “controlada”, la región entró en estado de alerta y refuerza la prevención. El hantavirus, es transmitido por roedores a través de sus heces, orina y saliva. Su contagio se efectúa a través de la inhalación o el contacto con la boca o los ojos. Y por este motivo es que se aconseja extremar las medidas de limpieza en las viviendas y los terrenos baldíos. El síntoma más frecuente de esta afección es el padecimiento de un cuadro febril y el decaimiento. Ante la presencia de estos signos se aconseja la inmediata consulta al médico. A su vez, otra de las enfermedades graves que emergen como consecuencia de las inundaciones es la leptospirosis; un mal producido por una bacteria que puede estar presente en la orina de animales como roedores, perros, vacas, cerdos, caballos y animales silvestres. Las personas se pueden contagiar por el contacto directo con la orina de un animal infectado, el agua o ambientes contaminados. En este sentido, un equipo de docentes, graduados y alumnos de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata La UNLP, se encuentra trabajando en pos de la prevención. A través del Consejo Social, distribuye un instructivo en el que se detallan las distintas enfermedades que trae la inundación como así también la forma de prevenirlas y detectarlas.