sábado, 31 de agosto de 2013

Fideicomiso 7ris7ero parado

A pesar del optimismo que manifiestan los dirigentes de Gimnasia cada vez que se los consulta sobre el acuerdo con el Banco Provincia de Buenos Aires por la creación de fideicomiso, la realidad es que la negociación quedó estancada y sin grandes posibilidades de avance.
De acuerdo la información dada a conocer, por estas horas existirían grandes diferencias de concepto que no permitirían un pronto acuerdo y todo haría indicar que la firma con la entidad bancaria quedará resuelta luego del acto eleccionario que se llevará a cabo en el mes de noviembre. Según se supo, los directivos venían negociando con el Banco el programa denominado “Plan amigo”. El mismo, no sólo abarcaba la figura del fideicomiso, sino también otros beneficios que incluían una tarjeta de crédito exclusiva para los socios con importantes descuentos, débitos en la adquisición de las plateas y otros productos que ofrece la institución, además del crédito propiamente dicho para comenzar con las obras de la Platea H. Bajo esta premisa, los dirigentes de Gimnasia iniciaron las gestiones con un alto dirigente de la entidad bancaria. En la misma, y más allá de algunos errores técnicos y de gestión que fueron demorando el acuerdo, el expediente recorrió los procesos burocráticos normales generando expectativas. Tal es así, que no fueron pocos los que calculaban que en un plazo de 30 días la figura del fideicomiso podía concretarse y así ubicar el acuerdo entre los principales caballitos de batalla en la futura campaña electoral. Sin embargo, en el afán de agilizar los pasos previstos, los dirigentes a cargo cometieron un error que podría resultar determinante y hasta generaría una demora tal que todo quedaría en manos de la futura CD. Al parecer, y a sabiendas que el expediente se encontraba en el área de Mandatos, omitieron al funcionario a cargo y comenzaron a entablar directamente con la sección mencionada. Esta situación, que no cayó bien en los funcionarios bancarios, provocó que la negociación se frenara y por el momento tomó un giro inesperado e incierto. En definitiva, independientemente de la buena predisposición del Banco en dejar pasar por alto el error técnico y ético, por el momento en Gimnasia no acusaron recibo. Por tal motivo, el sueño de observar las bases de la tribuna Néstor Basile antes de fin de año quedará postergado, al menos, por un tiempo más.

No hay comentarios: