viernes, 30 de agosto de 2013

jueputa, cura y abusador : ESCRACHADO

“Le pude decir de todo: abusador, pedófilo... pero sobre todo, que era un hijo de puta”, dijo Carla unos minutos después de que un centenar de militantes de agrupaciones de mujeres irrumpiera en la parroquia del Hospital San Juan de Dios de La Plata para escarchar al cura Ricardo Giménez, condenado por la justicia hace 16 años por abusos de menores, para pedir que no oficie más la misa en un lugar donde concurren niños. La mujer, de 45 años, y otra víctima, lo acusan de haber abusado de ellas y de otro grupo de niños mucho antes, hace treinta años, cuando el párroco estaba en la iglesia Madre de la Divina Gracia de la localidad de Gonnet.
Las agrupaciones de mujeres se concentraron a las 16 y marcharon hasta el hospital ubicado en 27 entre 70 y 71. Ingresaron al predio de dos manzanas que ocupa el centro de salud, hasta la parroquia. Allí, interceptaron al cura que debió suspender la misa. El pedido fue que el cura no de más misa en un lugar público donde concurren niños como el hospital. El reclamo comenzó cuando Julieta Añazco se acercó a las agrupaciones feministas para denunciar que el religioso que había abusado de ella 31 años atrás daba misa en el centro de salud. “Esto para mi fue una tortura toda la vida. Pero al fin pude hablar. Y esto (hacerlo público) para mi es muy importante, pero más importante es para todos los niños que pueden pasar por sus manos y están en peligro”, dijo Añazco en la puerta del hospital al culminar el escrache. gg Momento del escrache en plena misa (Foto: Cristian Prieto) “Es un hijo de puta que tiene que estar preso, o al menos no poder salir de su casa”, dijo luego Carla (que pidió resguardar su apellido). “Es una vergüenza que esté en un lugar como este donde hay tantos chicos en situación sumamente vulnerable”, agregó.
Carla contó que Giménez abusó de ella cuando tenía once años y concurría a esa iglesia de Gonnet. “Abusó de muchos menores. Organizaba campamentos y se metía en las carpas. Con la escusa de revisarte a ver si estabas sana te manoseaba. O se metía donde nos duchábamos”, recordó. Y dijo que su saña era mayor aún con niños menores. “Los que tenían 6 o 7 años lo pasaron peor aún”, dijo. El escrache fue convocado por la Casa de la Mujer Azucena Villaflor, la Unión por los derechos humanos y las agrupaciones feministas Las Rojas, Pan y Rosas y otras, quienes en el hospital pegaron carteles con la leyenda: “Peligro. Ricardo Giménez. Abusador”

2 comentarios:

Julieta añazco dijo...

MUCHAS GRACIAS POR ESTAR!!

Anónimo dijo...

es increible q este personaje siga suelto q pregunten a todoslo q fuimos a catequesis en la parroquia sagrado corazon d city bell chicos y chicas d clase 72 a 76 abusados por este hdp!!!aun recuerdo su famoso besito como pajaritos te sentaba en la falda para confesrat un enfermoo!!!