lunes, 8 de diciembre de 2014

acolito del garka profugo

Personal de la DDI La Plata y Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial, realizaron allanamientos en la Comisaría de Abasto y domicilios particulares, para investigar la fuga del titular de la Asociación de Taxistas, Peones y Choferes, Marcelo Arévalo y su hijo, quienes están investigados por liderar la “mafia” de los taxis junto a Mariano Bruera.
Las actuaciones, fueron ordenadas en el marco de la investigación que se sigue sobre dos policías, quienes presuntamente permitieron que se escapara el titular de la Asociación de Taxistas, Peones y Choferes de La Plata, Marcelo Arévalo; y su hijo Marcelo Ismael Arévalo (31).
Los operativos fueron cuatro, y tres de ellos se hicieron en la zona de Ringuelet (todos en inmediaciones de 1 y 515) y el restante en el barrio San Carlos, con el objetivo de realizar averiguaciones sobre la fuga y el paradero de Arévalo (h), quien al día de hoy sigue prófugo.
A instancias del fiscal Alvaro Garganta, los detectives no lograron encontrar al evadido pero secuestraron de las viviendas “documentación de distintos automotores, boletos de compra venta de propiedades, facturas de electrodomésticos valiosos recientemente adquiridos y varios celulares”, detalló un pesquisa.
Arévalo (h) había sido detenido el miércoles, después de que se presentó en la sede de la Dirección de Habilitaciones de Taxis de la Municipalidad de La Plata, en 7 y 49, junto a su padre, Marcelo Arévalo (50) y Yésica Analía Gómez (27).
Según la versión oficial, los tres “habrían proferido amenazas de ejercer violencia para obligar a que una funcionaria del área realice un acto en contra de su voluntad” con el fin de obtener una habilitación para la conducción de un vehículo de alquiler “con papeles apócrifos”, se detalló.
Ante la negativa a realizar ese trámite, los sujetos amenazaron a la empleada municipal, Julieta Martínez, familiar del Director de Habilitaciones, Ignacio Martínez, quien está investigado por ser partícipe de la “mafia” de los taxis junto a Mariano, el hermano del intendente Pablo Bruera.
En medio del escándalo generado en dicha oficina, tomó intervención personal policial y se llevó detenidos a los Arévalo y a su acompañante.
A los sujetos, se los dejó detenidos en la Comisaría de Abasto de calle 520 entre 212 y 213, donde en un confuso episodio generado con la intervención de un grupo de familiares y amigos de los detenidos, ambos terminaron dándose a la fuga pese a la presencia de personal policial.
En ese marco, el Fiscal Garganta ordenó que los dos policías que se encontraban en el lugar quedaran demorados hasta indagarlos, tras lo cual recuperaron la libertad; mientras que el juez Fernando Mateos les imputó “evasión dolosa” y la Dirección de Asuntos Internos de la Policía bonaerense decidió abrir un sumario para aclarar si la conducta desplegada por los efectivos de la comisaría Séptima merece algún tipo de sanción administrativa.
Por el lado de los Arévalos, el padre se volvió a presentar ante el Poder Judicial, mientras que su hijo sigue prófugo, en el marco de una actuación que sintetizan el escandaloso negocio de los taxis “truchos” montado en la Ciudad con el aval de los hermanos Bruera.
Hay que recordar que en el marco de hechos resonantes que hacen a la investigación judicial que pesa sobre los Arévalos y los hermanos Bruera se encuentra el reciente incendio en la Dirección de Habilitaciones municipal, la cual perdió toda su documentación ante un siniestro claramente intencional.

No hay comentarios: