jueves, 29 de enero de 2015

absa contraataca al Garka

El intendente Pablo Bruera emprendió junto a su socio político el empresario dueño del diario El Día, Raúl Kraiselburd, una abrupta campaña de desprestigio hacia la firma Aguas Bonaerenses S.A para quedarse con el destino de 10 millones de pesos que la provincia envía para la reparación de cañerías y mejoras en la red de agua y cloacas. ¿Qué dijo la empresa?
Apoyado en el aparato mediático del diario El Día, el cual le garantiza protección política al intendente Pablo Bruera y sus funcionarios municipales a cambio de una millonaria pauta publicitaria que mes a mes llena los bolsillos de la familia Kraiselburd, el municipio inició un absurdo ataque a la empresa estatal que presta el servicio de agua y cloaca en la Ciudad.
Impunemente, Bruera y Kraiselburd viven atacando a la firma pese a ser los promotores del Código de Ordenamiento Urbano, que en la Ciudad hizo colapsar absolutamente todos los servicios a raíz de promover la concentración inmobiliaria en el microcentro y colmar de countries la periferia platense, impidiendo un ordenado desarrollo urbano.
En este panorama es que la empresa ABSA, la cual –como toda firma prestadora de servicios- presenta fallas o inconvenientes cotidianos en su funcionamiento, ha sido el blanco de los constantes y continuos ataques a lo largo del mes de enero.
Pero esto tiene un único objetivo que se deja trascender en las notas publicadas por el matutino platense en las cuales se explica claramente que el municipio quiere quedarse con el servicio de reparación de cañerías a cambio de que la Provincia les destine los 10 millones de pesos que actualmente envía a ABSA para tal fin.
Esto lo hacen bajo la “oferta” de poner a disposición a cooperativistas municipales -que ya están contratados- a realizar las tareas que actualmente ejecuta personal de la empresa, en un claro intento por quedarse con el dinero y a su vez desviar la atención de los vecinos de otras problemáticas que le son más urgentes, como son los hechos delictivos que azotan diariamente a la Ciudad pese a los oídos sordos de los gobernantes.
En diálogo con este medio, directivos de ABSA negaron que exista un convenio con el municipio para la capacitación del personal y/o su posterior tarea a cargo de la reparación de cañerías que presuntamente dificultad la llegada del servicio en algunas zonas de la Ciudad.
“ABSA cumple con las obligaciones del Plan de Calidad y permanentemente monitorea sus sistemas de producción y desinfección con procedimientos muy claros, entre los que cabe mencionar el autocontrol de cloro y turbiedad realizado por los sectores operativos”, se explicó desde la prensa al ser consultado por las denuncias que impartía el diario platense sobre supuestas declaraciones de vecinos por “agua turbia”.
En torno a los arreglos, remarcaron que “cada cuadrilla de ABSA es parte de este sistema y sus miembros están capacitados e integrados para dar respuesta a las alarmas que se generan por algún desvío en la producción y distribución del agua”.
Se enfatizó que “dentro del marco jurídico vigente las intervenciones las debe realizar pura y exclusivamente el personal de red autorizado por Aguas Bonaerenses SA. -propio o tercerizado-, responsable de realizar las maniobras correspondientes para sectorizar la red a reparar, seccionando con válvulas para el corte correspondiente de agua y liberando el tramo de red una vez terminados los trabajos”.
“Estas intervenciones no pueden ser tomadas como un trabajo aislado, sino que se encuentran vinculadas con el funcionamiento interno técnico, operativo y administrativo de la misma empresa, organizado y asociado a los diferentes sectores de la compañía mediante la administración del sistema informático de trámites, reclamos, ordenes de trabajo y alertas de calidad en el agua distribuida”, expusieron sobre los intentos del municipio de “apropiarse” de dicha tarea.

No hay comentarios: