martes, 31 de marzo de 2015

chusma chisme 250






La vida a Pamela David no le estaría jugando a favor. No sólo le rozó finito un grave hecho delictivo que podría haber terminado en tragedia, sino que le notificaron que deberá comerse el garrón de dirigir el debate de Gran Hermano.
Este martes, el suegro de su hermana, Aldo Occhiuzzi, fue secuestrado y liberado en el Conurbano bonaerense. El empresario de la construcción de 80 pirulos, fue sorprendido por un grupo de delincuentes aunque por suerte, cerca de las 22 lo soltaron.
Tras agradecer la preocupación a través de las redes sociales, la actriz y conductora de Desayuno Americano contó que estará al frente de los debates del reality show. Contrariamente a lo que cualquier ser humano sentiría, la morocha aseguró: “La propuesta es espectacular. Creo que me puede sumar un montón".


No hay comentarios: