jueves, 2 de julio de 2015

en el consejo delirante

El Concejo Deliberante de La Plata aprobó hoy la Ordenanza que desafecta al Instituto Superior de Formación Docente y Técnica Nº 9 del Catálogo de Patrimonio Arquitectónico de la ciudad, lo que significa que podrán llevarse a cabo las obras de infraestructura necesarias para garantizar la seguridad edilicia.
Luego de que la comunidad educativa platense se movilizara ayer en reclamo de mejoras en la infraestructura de los colegios y denunciara la falta de políticas públicas para el sector, el Concejo Deliberante aprobó en la sesión de hoy, que se desafecte el edificio educativo de la Escuela N ° 9, ubicado en 44 entre 5 y 6, de los inmuebles que se encuentran protegidos por considerarse Patrimonios Arquitectónicos del Casco Fundacional.
De esta forma, podrán llevarse a cabo libremente las modificaciones o bien emprender la demolición y reconstrucción del edificio, que es el objetivo de la entidad educativa. El proyecto de ordenanza, impulsado por los alumnos de la institución y elevado al Concejo por el intendente, Pablo Bruera, fue aprobado por todos los bloques políticos.
Al respecto, el concejal Gabriel Bruera destacó la “lucha que vienen realizando los estudiantes por el edificio y todas las actividades que vienen efectuando”.
En igual sentido, desde el Frente Amplio Progresista el edil Gastón Crespo valoró el trabajo de las autoridades de las escuelas, no sin señalar que “quedó claro las irregularidades que cometió la provincia a pesar de tener todas las herramientas para cuidar las instituciones educativas”.
También desde el Frente Renovador el edil, Oscar Vaudagna expresó su acompañamiento a la medida y valoró el reclamo de los estudiantes que se movilizaron para exigir un lugar en condiciones para poder estudiar.
En otro momento de la jornada, el edil massista Javier García presentó un proyecto para que se reglamente que “todos los establecimientos comerciales que vendan pilas y/o baterías en cualquiera de sus formas deberán poseer un contenedor específico para el depósito de las ya usadas”. “El proyecto tiene dos partes y busca el reciclado en la ciudad. El principal objetivo es reutilizar las pilas y abaratar los costos en la obra pública; además, de evitar la contaminación que se produce cuando se tiran las pilas sin tener en cuenta los fluidos tóxicos que desprenden”.
Posteriormente, los ediles aprobaron un proyecto presentado por Juan Jozé Cardozo (UCR) quien pidió al Ejecutivo dirigirse a Edelap a los efectos de que dicha empresa comunique a la Constructora de la Obra Hidráulica de calle 31 de 520 a 531 las especificaciones técnicas materiales y tareas que se deben realizar referente a la cuestión eléctrica en la intersección de Avenida 31 y 526.
En este sentido, Cardozo señaló que “se trata de pedirle al intendente Bruera que se ponga al frente de los reclamos de los vecinos y comerciantes de la Avenida 31, donde se está desarrollando la obra del canal aliviador, porque la empresa que está llevando a cabo las obras está reclamando a Edelap, hace ocho meses, que le informe las características técnicas de lo que hay que hacer en el cruce de 526 y 31, para continuar con el cableado eléctrico de esa zona. Hace 8 meses que la empresa está esperando respuesta de esto y Edelap no contesta”.
“Me parece que una empresa del tenor de Edelap no sólo demuestra su mala gestión con todos los cortes y la situación energética de la ciudad, sino que me parece que hay una desidia en el tratar de solucionarle las cuestiones a los vecinos. Hace 8 meses que esa obra está parada, hace 4 meses que debería estar todo asfaltado y el tránsito liberado; y está todo parado debido a la falta de información de Edelap”, concluyó Cardozo.




No hay comentarios: