viernes, 28 de agosto de 2015

EL GARKA DESESPERADO

Acudiendo a operaciones de prensa y declaraciones de voceros de poca monta, el intendente Pablo Bruera salió a pedirle auxilio a su enemigo más acérrimo, el ex Jefe Comunal, Julio Alak, quien apostó sus fichas a Florencia Saintout en las PASO y que ahora trabaja para las candidaturas de Daniel Scioli y Aníbal Fernández.
El intendente Bruera volvió a demostrar esta semana su desesperación por reflotar su campaña de la mano de los sectores más “puros” del kirchnerismo, que componen Unidos y Organizados.
Así fue como inició conversaciones con los referentes de La Cámpora en La Plata, que conduce Martín Alaniz, e hizo lo propio con agrupaciones tales como el Movimiento Evita, la Juventud Peronista (JPBA) y Nuevo Encuentro -entre otras-, con los fines de poder conformar un frente de unidad de cara a las generales de octubre próximo.
Pero este principio de acuerdo, trazado luego de obtener el triunfo en las PASO del Frente para la Victoria, no ha logrado quedar “completo”, ante la negatividad que han manifestado diversos actores de peso político, tales como la propia concejala Florencia Saintout, quien ha rechazado el pedido de sacarse una foto con el intendente Bruera y darle su pleno apoyo electoral.
En una postura similar se ha mantenido el sector que responde a las directivas del Ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak. Quien ha optado por no ingresar dentro de la disputa local, y colaborar con los espacios de Aníbal Fernández y Daniel Scioli, candidatos a gobernador y presidente del FpV, respectivamente.
Pero esta indefinición, sumado a la desesperación que hoy se mantiene en el Palacio de calle 12, ha llevado a que el intendente Bruera busque de diversas maneras trazar operaciones políticas y de prensa, que le permitan un acercamiento hacia la figura del ex Jefe Comunal de la Ciudad.
Así es como personajes de la talla de Esteban Concia, han salido en representación del bruerismo a reclamar que el alakismo trabaje de forma activa por la re-reelección del intendente platense, quien se encuentra sumamente debilitado tras obtener sólo un 18% de los votos, y con serias chances de perder el poder del Municipio en manos del Frente Cambiemos (Julio Garro) o el Frente Renovador (José Arteaga).
Este grito de auxilio que sale del riñón político del intendente Bruera, se ha transformado en una súplica hacia el actual Ministro de Justicia, quien por el momento se ha mantenido alejado del “conventillo” local, pero ha apostado fuertemente en trabajar de cara a las elecciones de octubre, para que “el Frente para la Victoria logre un contundente triunfo en primera vuelta“, tal y como lo han manifestado sus referentes locales.

No hay comentarios: