sábado, 29 de agosto de 2015

el susto de perder los une

El Movimiento Evita La Plata, accedió finalmente a sacarse una foto con el intendente Pablo Bruera, y acompañarlo en la disputa electoral que se avecina, luego de haber tenido que fraccionar la agrupación por la fuerte interna desatada entre el bruerista, Santiago Martorelli y el dirigente Emilio Pérsico.
Luego de casi seis años en los que estuvieron divididos por la “traición” que el intendente Pablo Bruera le hizo al ex presidente Néstor Kirchner en las elecciones del 2009, cuando escondió la boleta del Frente para la Victoria, el Movimiento Evita finalmente decidió acompañar al Jefe Comunal que busca ir por su tercer mandato.
Atrás quedaron las diferencias que obligaron al Movimiento Evita a partir el espacio en la ciudad, ante la decisión del Jefe de Gabinete, Santiago Martorelli y las concejales Lorena Riesgo y Silvana Soria de seguir perteneciendo al bruerismo, y no hacer caso a los pedidos que impartieron desde Casa Rosada para que abandonaran la gestión municipal para poder continuar en el movimiento que comanda Emilio Pérsico a nivel nacional.
En ese marco, durante un plenario encabezado por el presidente de Bloque FpV, Fernando “Chino” Navarro, y el legislador y referente del Evita en la región, Gustavo Di Marzio, el intendente platense fue recibido dentro de ala dura del kirchnerismo local.
Durante el plenario del cual participó la diputada provincial Valeria Amendolara, el mensaje de unidad fue claro y conciso: “Es necesario que el FpV gane en todo el país y que el Frente Cambiemos no gane la ciudad de La Plata”.


No hay comentarios: