sábado, 1 de agosto de 2015

una muestra de abandono

La marca del abandono que muestran diversos sectores de la ciudad, puede observarse en el histórico monumento a Guillermo Brown, el cual se encuentra en la Plaza Rivadavia, y está destruido. Según
denunciaron los vecinos, “malvivientes se robaron todos los grifos de bronce”.
El Monumento al Almirante Brown fue inaugurado el 11 de junio de 1955 en calle 52 y diagonal del Bosque, obra de Nicasio Fernández Mar para homenajear al Padre de la Armada Nacional.
El imponente monumento de 20 metros de altura, tiene en la base una fuente circular de granito, la cual se encuentra sin agua, destruida y totalmente fuera de servicio.
Por si ello fuera poca, los cañones (grifos) que bordeaban al monumento fueron robados semanas atrás, según denunciaron los vecinos, con cierta consternación ya que la Plaza Rivadavia, donde se encuentra, está a sólo metros del Ministerio de Seguridad de la provincia.
“El lugar está destruido como gran parte de los monumentos que hay en la ciudad, pero lo que más indignación genera es que malvivientes han robado los cañones de bronce que lo rodeaban”, recordó con cierta nostalgia un vecino .
El monumento consta de una columna circular de granito rojo de única pieza, extraída de las canteras de Sierra Chica; la misma mide 1,70 metros de diámetro y 8,30 metros de altura.
En su parte superior tiene una figura de bronce del almirante Brown, de 4 metros; la base es una fuente circular de granito rojo, de la cual surgían los ocho grifos de bronce que fueron robados.


No hay comentarios: