sábado, 12 de diciembre de 2015

anfiteatro abandonado

El Anfiteatro "Martín Fierro" del Paseo del Bosque, uno de los sitios más emblemáticos de La Plata, se encuentra en un penoso estado de abandono desde hace más de seis años.
Inaugurado en 1949 por el ex presidente Juan Domingo Perón y Eva Duarte como parte de los festejos del 67° aniversario de fundación de la ciudad, durante décadas se constituyó como un importante espacio de la cultura nacional, donde se realizaban festivales musicales y presentaciones artísticas de distinta índole.
A pesar del evidente estado de abandono en el que se encuentra el anfiteatro en la actualidad, ni la gestión del ex gobernador Daniel Scioli ni la del ex intendente Pablo Bruera se hicieron eco de la urgente necesidad de restauración.
Incluso en 2014, su hermano, Mariano Bruera, fue designado al frente de este sitio por parte el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, pero jamás dio una solución. Dicho nombramiento desató la furia de los vecinos, que lo consideraban la persona menos idónea y capacitada en temas culturales.
El fallecimiento del obrero Julio Cesar Carballo en agosto de 2014, a quien se le cayó mampostería encima mientras realizaba tareas de mantenimiento en el Anfiteatro, dejó aún más paralizado el lugar. El trabajador habría sido contratado por una empresa privada para la puesta en valor de esta construcción.
Tampoco fue escuchado el pedido formal del concejal del Frente Renovador platense, Oscar Vaudagna, quien en mayo de 2014 presentó un proyecto de decreto mediante el cual solicitaba que el Departamento Ejecutivo le requiera al Instituto Cultural de la Provincia el inicio de las obras de refacción. Un año y meses más tarde, el proyecto sigue “cajoneado”.
“El estado actual del edificio es deplorable, el deterioro y abandono es alarmante. Arbustos y pastos ocultan tras de sí a las butacas. El avance incesante del tiempo, el clima y la naturaleza lo destruyen día a día, amenazando con tirar abajo la estructura y además, volver a profundizar los daños hasta volverlos irreparables”, había señalado Vaudagna.
A pesar de aquella petición, y de que las condiciones empeoraron, las autoridades salientes nunca mostraron intenciones de reparar este espacio de la cultura local y nacional que está penosamente abandonado.
Habrá que ver si la Gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el nuevo Intendente, Julio Garro, prestan oídos a tan importante reclamo.


No hay comentarios: