jueves, 28 de enero de 2016

la copa de verano en casa

El broche de oro de la pretemporada 2016 para Estudiantes será ganarle el clásico del domingo a Gimnasia. Pero ni aún así podrá borrarse la grata impresión que aportó el equipo en la Copa de Oro, en donde dejó en el camino a Boca y Racing para levantar el trofeo.

El equipo de Vivas, que ya había superado a La Academia 4 a 2 en la primera fecha del certamen estival, también logró imponerse ayer 2 a 0 con los Xeneizes y consolidó su protagonismo ante los equipos más importantes de la Argentina.
Sin Viatri, pero con Gastón Fernández y Auzqui como estandartes, Estudiantes edificó la victoria desde la seguridad de Andújar para evitar que el rival se ponga arriba en el marcador cuando el partido estaba 0 a 0.
Esta vez, al Pincha le costó varios minutos dominar la pelota, pero cada vez que pudo pasar la mitad de la cancha sacó a relucir las falencias de los defensores suplentes de Boca.
Con Damonte presionando y Ascacibar recuperando, Estudiantes logró revertir el destino que había tomado el encuentro en los primeros minutos, y sobre el final del primer tiempo se puso arriba con una estupenda definición de la Gata tras una astuta asistencia de Auzqui.
En la parte final, aún cuando Boca tenía el orgullo herido, el Pincha se las ingenió para batallar en la mitad de la cancha y aprovechar la inocencia de los defensores rivales para cerrar el partido. Tanto es así que el propio Auzqui recuperó la pelota en un lateral y terminó asistiendo al joven Umeres, quien en el segundo palo no tuvo más que empujar la pelota al fondo de la red cuando se habían jugado dos minutos del complemento.



No hay comentarios: