sábado, 12 de marzo de 2016

estaciona donde quieras, total..............

Porque no se encuentra espacio para estacionar, en los casos donde se usurpan las ramblas; o con la intención de evitar robos, cuando se deja el vehículo sobre la vereda,
por lo general, de noche y pegado a la ventana de la casa donde vive el dueño; o simplemente por un mal hábito producto de resolver un problema de la manera más cómoda. No se frena en la Ciudad la ya vieja costumbre de “tirar” el auto en los espacios exclusivos para el uso peatonal. Y eso, a pesar de que la Comuna labra, según señalaron los funcionarios del área, un promedio de 70 multas diarias dirigidas a erradicar esa falta.
La infracción es tan repetida que se detecta fácilmente; con una simple recorrida por zonas céntricas se advierte que más de un boulevard está ocupado con vehículos, en una situación por demás irregular, que contradice todas las reglas. Es común también ver “dormir” los coches, sobre todo en los barrios (de la avenida 32 hacia el norte y de la avenida 60 hacia la Circunvalación), sobre las veredas.
En ese sentido, la ley (el código de Tránsito provincial) es clara: “no se debe estacionar sobre las aceras, ni tampoco podrá autorizarse a ello”. Sin embargo, la norma se vulnera una y otra vez.
El caso quizás más representativo de la frecuencia de la falta es el de la rambla de 51 entre 1 y 2, cercana a la entrada del Bosque, alguna vez espléndida con el césped bien verde. Desde hace tiempo funciona como un gran “playón” donde decenas de coches son depositados ahí por sus dueños. Y eso sucede a pesar de que en el arranque del boulevard, del lado de la avenida 1 fue colocado el clásico cartel que indica la prohibición de estacionar.
Otro lugar “emblemático” por la infracción contra un espacio público como una rambla es el de la avenida 51 a la altura de la calle 18, una zona recargada de vehículos, sobre todo durante la mañana y hasta después del mediodía a raíz de la actividad del ministerio de Salud, una sede administrativa provincial con numerosos empleados.
A pocos metros de las oficinas de la actual secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, situada en 20 y 50 y encargada de mantener el orden vial de la Ciudad, nadie respeta ahí la histórica rambla y para ocuparla, además, hacen pasar autos y camionetas por entre medio de añosos plátanos.



No hay comentarios: