domingo, 24 de abril de 2016

violando la ley

El relato ecológico y la preocupación por el medio ambiente se han instalado con fuerza en la Argentina y en la provincia de Buenos Aires, en parte gracias a una legislación de avanzada que siempre marcó tendencia en materia de concientización sobre el tema.
La Ley N° 12276 aprobada en el año 1999, por ejemplo, regula el “arbolado público provincial”, establece mecanismos de protección para las especies arbóreas y estipula que cada municipio deberá presentar anualmente una plan de forestación y reforestación para su territorio.
“Los municipios serán los brazos ejecutores de esta acción a través de un sector específico”, dice la norma en su artículo 4to y aclara que en cada distrito deberá estar a cargo de “un ingeniero forestal o ingeniero agrónomo con incumbencia forestal”.
Además, en el mismo artículo dispone el mecanismo de selección de ese funcionario profesional que “deberá ser elegido por concurso de antecedentes y seleccionado por un tribunal de profesiones actuantes en tales disciplina”.
Por eso llama la atención que el responsable de la Dirección de Espacios Verdes y Arbolado Público de La Plata, Eduardo Arcoubi, no sea mencionado con su título profesional de Ingeniero forestal o agrónomo.
La realidad es que el Sr. Arcoubi no cumple con los requisitos que la Ley provincial que crea en el ámbito municipal la dirección que tiene a su cargo, establece para poder desempeñarse correctamente.
El desconocimiento de la legislación vigente llevó además al funcionario de Julio Garro a protagonizar un verdadero papelón, cuando durante una jornada sobre espacio público forestación desarrollada en la sede del Colegio de Arquitectos de la provincia fue consultado acerca de su formación académica y respondió, que solo tenía antecedentes académicos y aclaró “cursé 4 años de agronomía”.
Entre risas nerviosas y asombros, el resto de los profesionales que participaban del evento aclararon que “esos no son antecedentes académicos” y le recordaron la vigencia de una norma que obliga a que su cargo sea ocupado por un profesional, designado además por concurso. Parece que ni Arcoubi, ni Garro conocen demasiado sobre las leyes vigentes en la provincia para designar funcionarios.


No hay comentarios: