lunes, 16 de mayo de 2016

oro para el gordito golpista

En el Hotel Hilton de Buenos Aires se llevó a cabo una nueva edición de los premios Martín Fierro que otorga la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (APTRA). Con Mariana Fabbiani y Guido Kaczka en la conducción, el prestigioso galardón dio inicio cuando Luis Ventura hizo su debut oficial como presidente de APTRA.
Entre los galardones más importantes de la noche estuvieron el de Programa Deportivo que fue para Fútbol Para Todos (TV Pública); Magazine que cayó en manos de El diario de Mariana (El Trece); Reality show fue para ShowMatch (El Trece); y el de Interés General que cayó en manos de Animales Sueltos (América). Además, Santiago del Moro, recibió el premio a Labor en conducción masculina por Intratables.
Las ficciones ocuparon un lugar muy importante en espcial Esperanza mía que se quedó con el premio a Ficción diaria; y por su parte, Historia de un clan se llevó sendos galardones (a Unitario y/o miniserie, Actor protagonista en unitario / miniserie, Actor y actriz de reparto, Autor libretista y Dirección). Entre caníbales también tuvo su reconocimiento con las estatuillas que se llevaron Joaquín Furriel y Natalia Oreiro.
La polémica con esta edición de los Martin Fierro arrancó mucho antes de la gala cuando se supo que por primera vez en la historia del galardón, la ceremonia iba a ser dividida en dos: una primera entrega en la cual se premiará a las producciones televisivas y una segunda, con fecha aún sin definir, destinada a las categorías radiales de ese mismo año.
Uno de los grandes opositores a esta modificación fue Jorge Rial, quien aseguró que el cambio es “un bochorno y un ninguneo a la radio” que se realiza en pos del show televisivo. En tono con esta opinión, Rial presentó batalla el día de la premiación. Enemistado con Ventura, actual presidente de APTRA, porque su programa Intrusos no fue considerado en ningún rubro, se tomó su dulce venganza: desde Twitter y desde su página Big Bang News reveló, previo a la entrega, a todos los ganadores de la noche, incluido Lanata y su Martín Fierro de Oro.
Otra polémica para suscitar fue la que el propio Lanata vivió cada vez que subió al podio a recibir un premio. Silbidos y chicanas se hicieron presentes: “Los que chiflaron que vengan acá adelante mío, yo no tengo problema. Los invito, dale, vengan. Chicos, no es para pegarle a nadie, es para que tengan las bolas de chiflarme. Porque ahí en el fondo cualquier chifla, ¿alguien quiere hacerlo?”, chicaneó el periodista, visiblemente ofuscado. Luego, al ganar el máximo galardón de la pantalla chica, fue aún más allá y le dedicó el premio a “Cristina que lo mira por TV”. Cabe destacar que Lanata fue el seleccionado en la categoría Mejor Labor Periodística Masculina y Periodismo Para Todos ganó como Mejor Programa Periodístico y Mejor Producción Integral.

No hay comentarios: